epígrafe

Jesús es la respuesta
siempre y cuando
la pregunta no sea
cuál es el peso atómico del cadmio.

–Ángel Ortuño.

3 de mayo de 2010

Empleado del mes: Francisco García Escalero


Nombre: Francisco García Escalero
Alias: El mata mendigos, el asesino de mendigos.
Fecha de nacimiento: 24 de mayo de 1954.
País de origen: Madrid, España.
C.I.: Desconocido.
Cómplices: Ninguno.
Categoría: Asesino serial desordenado.
Captura: Después de cinco años cometiendo asesinatos, las voces incitan a Escalero a suicidarse. Éste se arroja delante de un coche y se fractura una pierna. En el hospital, confiesa sus crímenes a las enfermeras y les pide que den aviso a la policía porque no quiere seguir matando.
Escalero es detenido y confiesa haber matado a 11 personas.
Sentencia: Fue juzgado en febrero de 1995. El informe coincidió en que era peligroso pero no era responsable de sus actos, el mendigo asesino fue absuelto por enajenación mental, producto del alcoholismo y la esquizofrenia. En la actualidad, sigue recluido en el psiquiátrico penitenciario de Foncalent en Alicante.
Víctimas confirmadas: 11
Perversión sexual: Necrofilia.
Trauma infantil: Escalero fue criado en un barrio pobre cerca del Cementerio de la Almudena. Se sabe que era un niño reservado y solitario, y que le gustaba pasear por el cementerio de noche. Recibió escasa educación y su salud era precaria. Se sabe también que desde niño se lanzaba a los autos para que lo golpearan y que su padre después lo sometía a golpizas brutales para castigarlo.
Estereotipo de víctimas: Vagabundos.
Método: Escalero apuñalaba a sus víctimas varias veces y después les machacaba el cráneo a pedradas.
Trastornos mentales: Esquizofrenia.
Tiempo de actividad: 1987-1995
Área de actividad: Madrid, España.
Profesión legal: Ninguna, se sabe que escalero era un vagabundo y un delincuente.
Crimen más atroz: Después de matarlas, Escalero decapitaba a sus vícitimas, las abría en canal y les sacaba las vísceras, comiendo de éstas ocasionalmente. Después mantenía relaciones sexuales con los cadáveres y al terminar les cortaba las yemas de los dedos y les prendía fuego.
Cita: Compré bastante vino y él también bebió. Recuerdo que le di con una piedra en la cabeza y luego lo quemé.

[para Slayer]

1 comentario:

  1. Muchísimas gracias por la ficha, amigo.
    Esta sección cada vez me gusta más. Hay que ver de lo qe son capaces los humanos...

    ResponderEliminar