epígrafe

Jesús es la respuesta
siempre y cuando
la pregunta no sea
cuál es el peso atómico del cadmio.

–Ángel Ortuño.

8 de diciembre de 2009

Despertar 2




Z despierta como si emergiera del agua, se queda sentado en la orilla de la cama y enciende un cigarro que le deja en la boca un sabor a trapo.
Piensa en animales que se aparean; en como las hembras siempre quedan debajo del macho, recuerda una historia que leyó hace años en una novela de vampiros: Lilith (la primera mujer de Adán) insiste en estar arriba durante el sexo. Dios argumenta que ella no fue creada igual que Adán y que por ende no puede estar a su nivel y acto seguido la expulsa del paraíso.
Mientras enciende la cafetera, Z–que abandonó la religión hace media vida–concluye que coger de perrito es una manera de volver a dios.

3 comentarios:

  1. Anónimo14:44

    Todo depende como lo tomes si para tí eso es Dios, seguro que eres muy religioso, aunque te gustan las pecaminosas como Lilith, pero seguro la posición que tomó Lilith no es en la que el 80% de los machos embarazan a sus hembras.

    ResponderEliminar
  2. que onda con tu anónimo?

    jajajaja mmmm me gusta más a la Lilith, y me gusta tu serie de despertares.

    ¿de dónde sale la historia de Lilith, tú sabes?

    ResponderEliminar
  3. Angie01:06

    Pobre Lilith! nada más por eso??? Abrazos Anuario!

    ResponderEliminar