epígrafe

Jesús es la respuesta
siempre y cuando
la pregunta no sea
cuál es el peso atómico del cadmio.

–Ángel Ortuño.

19 de julio de 2012

Sniper




Querías ser como Bart pero te parecías más a Millhouse
y Cobain acariciaba la escopeta
mientras tu padre se llenaba de canas
por culpa del dólar que de un día para                otro

En la televisión
el chupacabras mordía al tratado de libre comercio
y nuestra única esperanza era Pamela Anderson
que corría en cámara lenta los viernes de 9 a 10 en un bikini rojo

Los adultos decían que estaba bien ser negro pero estaba mal ser marica
mientras alimentaban perros estropeados por debajo de la mesa
y el abuelo era el lodo en que se hundían las raíces de una máquina de diálisis

No conocías la necesidad de esconderte en lo ciego de las sábanas
de tener los dedos afilados para señalar

Los 12 años eran Las gatitas de Porcel con el volumen hasta abajo
Brasil contra Italia en penales

Tu madre dejó de hablar con los vecinos por la música tan alta
y los noticieros decían el terremoto en Los Angeles
     el incendio en Australia
     el Discovery tripulado por un ruso
Colosio
Nixon
Ruanda

Maradona y la efedrina

La calle estaba llena de mantas de Todos somos Marcos
y nadie te había explicado
que a veces en la garganta
anida el germen de la asfixia

que la gente solo aplaude cuando el equilibrista resbala de la cuerda

Fingías catarro para faltar a clases y no conocías la gastritis nerviosa
        el impulso de fumar en ayunas

Ignorabas que terminarías siendo el francotirador

que muere de viejo


esperando para jalar del gatillo

1 comentario:

  1. un diálogo interior en mute que va creciendo desde y con el personaje; desde su garganta silenciosa hasta gritar que reprimirse hasta morir en el intento no es falta de ganas o de agallas...

    Como siempre mi admiración y mis respetos Maestro

    ResponderEliminar