epígrafe

Jesús es la respuesta
siempre y cuando
la pregunta no sea
cuál es el peso atómico del cadmio.

–Ángel Ortuño.

24 de noviembre de 2010

Public suicide booth



  • Desnúdese por completo.
  • Entregue su ropa a los miembros del personal que portan el gafete distintivo.
  • Colóquese de frente al vacío.
  • Tome tres segundos para respirar profundo y pensar en lo que debió haber hecho.
  • Absténgase de llorar (recuerde: zona libre de remordimientos y humo de tabaco).
  • Dé un paso al frente.
  • Repita la operación hasta que el suelo bajo sus pies desaparezca.
  • No se preocupe, el público cuenta con un letrero de APLAUSOS que le impide hacer el ridículo.

3 comentarios:

  1. Entrego mi solicitud, hago fila, espero ser elegida... hacia el abismo de tus rastas.

    p.d.v.: learning-to-fly

    ResponderEliminar
  2. muy interesante... seguro lo seguire!!!

    ResponderEliminar