epígrafe

Jesús es la respuesta
siempre y cuando
la pregunta no sea
cuál es el peso atómico del cadmio.

–Ángel Ortuño.

19 de julio de 2010

Fatal execution error



Estos días no hay bloqueo, sólo pereza mental, falta de motivación para sentarse a escribir. Bombardeo de imágenes, sobresaturación de información, falta de eslabones entre ideas, palabras que una vez escritas suenan a lo mismo que se ha escrito en el post anterior y en el anterior, y en el anterior.
Ganas de un libro de poemas, una plaquette, una beca, una novela. Cursos de flash, photoshop, final cut, pro tools.
Ganas de producir un podcast, un cortometraje, una serie de TV. Ganas de hacer performance, un cómic, cortarse el pelo, cambiar de look, de nombre, de casa, de huellas digitales.
Ganas de tatuajes en todo el cuerpo, de pantallas que sean espejos que en lugar de rostros muestren online status.
Ganas de borrar este blog con un solo click, de cerrar el facebook, de renunciar al trabajo, de sentir que algo depende de uno.
Ganas de descubrir que la humanidad es el mal sueño de un dinosaurio que duerme otros 15 minutos antes de levantarse a la oficina.

3 comentarios:

  1. ah como te quiero, y como te entiendo, ganas ganas ganas somo un un ser de deseos y unos grandes deseos de ser.

    cierra facebook si quieres pero si borras este blog te mato, ok?

    ResponderEliminar
  2. Todos pasamos por épocas de falta de motivación, nos cansamos de ser nosotros mismos y queremos jugar a ser otra persona, aunque sea solo por unos días.
    Sigue adelante, apechuga con lo que haiga y no te preocupes: Para que llueva en un lugar, siempre tiene que haber antes una sequía

    Un abrazo, Ánuar

    ResponderEliminar
  3. Anónimo09:48

    ganas de hacer tantas cosas y al final seguir haciendo lo mismo
    de que dependerá que las ganas agarren fuerza y se conviertan en voluntad?

    ResponderEliminar