epígrafe

Jesús es la respuesta
siempre y cuando
la pregunta no sea
cuál es el peso atómico del cadmio.

–Ángel Ortuño.

25 de marzo de 2007

WIRELESS




Te quiero por que tienes los dientes de un blancor doloroso.
Por que tus pechos caben exactamente en mis manos,
por que siempre llamas cuando estoy en la regadera.

Te quiero por que fuiste mi herida más temprana,
por que tienes la misma risa que los trapecistas
que saben que van a caer.

Te quiero por que eres más contorno
que mirada en el espejo,
por que eres boca toda humo y hueles a ti.

Te quiero por que octubre nos quedó chico.
Te quiero por que eres la mentira más grande que me he dicho

13 comentarios:

  1. "Te quiero por que eres más contorno
    que mirada en el espejo,
    por que eres boca toda humo y hueles a ti.

    Te quiero por que octubre nos quedó chico.
    Te quiero por que eres la mentira más grande que me he dicho"

    que poca, que buen poema!!!

    ResponderEliminar
  2. perdon por lo antipoetico del comentario pero después de lo que escribiste ¿qué se puede decir? jajajaja q bueno eres! abrazos

    ResponderEliminar
  3. Yo te quiero porque no tienes miedo de querer...

    ps. cada quien con sus necesidades, frustraciones o deseos, abro la puerta de mi blog para todo aquel que quiera entrar. Cuando siento que lo hacen para mostrarse, simplemente lo ignoro, allá ellos. El que busca siempre es porque "necesita".

    un beso. nos leemos

    ResponderEliminar
  4. Rodolfo15:10

    Hermano este poema esta con madre, sigue como vas neto escribes muy chingon

    ResponderEliminar
  5. De repente caminemos la misma via de la frustracion del intentar escribir algo con sentido, no se si este ecrito tuyo tenga alguna influencia de Sabines, pero igual la tenga o no esta bastante cool
    "octubre nos quedo chico" genial hombre , leere tu blog y si me permites vertire mi ignorancia con alguna q otra critica
    cuidate

    ResponderEliminar
  6. ahhh y no olvides que yo te quiero a ti...
    y que tambien te conoci en octubre..
    y que ya quiero verte y querer tu olor.. y tus rastas y todo lo que representas desde tu blog hasta tu pequeña pestaña china..

    te quiero... y eso no es una mentira...

    besos...

    ResponderEliminar
  7. dulce dulce, y real.

    ResponderEliminar
  8. sandía22:26

    Puta madre, ora sí m atrapaste cabrón, wey..! Ya hasta m dieron ganas d escribir!!!
    Pues verás... yo t qiero xq fuiste parte importante de una parte trascendente de mi vida, xq sin saberlo m acompañaste en mis peores momentos de depresión, xq hemos sobrevivido a los avatares de la cotidianeidad, xq eres uno d los pocos hombres q puede escribir lo q siente, joder! xq eres mi poeta coayacanense favorito y punto...
    Cuídate mucho, Anuarín...
    Te envío un abrazote

    ResponderEliminar
  9. Me gusta. Me gusta demasiado. Me gusta peligrosamente...

    ResponderEliminar
  10. No puedo no dejar de identificarme con tus palabras. He querido también mentiras grandes, esas que siempre son la mejores...
    Nada más, por ahora.

    Au revoir!

    ResponderEliminar
  11. Esto es jugar con el pensamiento en el tiempo!

    ResponderEliminar
  12. Anónimo11:24

    Procuro que me quieras cuando te despierto en la madrugada que no dormimos, cuando el agua cae mientras escribimos y en la noche eterna que siempre sobrevivimos.

    je t'aime

    Luz Aerad

    ResponderEliminar
  13. Anónimo01:50

    Cómo es eso o qué significa eso de que "octubre nos quedó chico"? :/

    ResponderEliminar